¿Por qué es mejor utilizar cosmética natural?

Cosmética natural

 

Diariamente utilizamos gran cantidad de productos cosméticos sin fijarnos en su composición y desconociendo los efectos que sus ingredientes pueden tener sobre nuestra salud. La cosmética natural nos ofrece una buena alternativa pero es importante saber diferenciarla de la que no lo es.

¿Cuántos productos cosméticos utilizas diariamente?

A mí me vienen rápidamente a la cabeza por lo menos 6: champú, gel de baño, tónico facial, crema de cara, desodorante, pasta de dientes… y hay otros días que seguro que llego fácilmente a 10 ó más: maquillaje, perfume, crema de cuerpo… ¿Cuántos has contado tú? Seguro que no te habías parado a pensarlo y te has sorprendido como yo. Diariamente utilizamos una media de 10 productos cosméticos, productos que están totalmente introducidos en nuestros hábitos de higiene, muchos de ellos están tan metidos en nuestra rutina que ni siquiera somos conscientes de su uso.

¿Dónde te aplicas estos productos?

Nos aplicamos diariamente todos estos productos sobre nuestro cuerpo. Muchos de ellos sobre nuestra piel. La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo y, debido a su estructura permeable, una gran proporción de los productos que aplicamos sobre ella son absorbidos. Una vez que estos productos se absorben, llegan al torrente sanguíneo y, a través de este, se distribuyen por todo el organismo. Otros los utilizamos directamente sobre la boca, los ojos, genitales, axilas… zonas por las que la absorción en mucho más rápida y directa.

¿Te has fijado en la composición de los productos que utilizas?

Usamos los productos sin fijarnos en su composición, confiando en que si están a la venta es porque han pasado unos controles y no pueden contener ningún ingrediente perjudicial.

Te animo a que vayas al baño, cojas uno de los productos que utilizas habitualmente y mires la etiqueta. Verás que contiene un montón de ingredientes con nombres muy extraños que desconoces completamente.

Se han hecho investigaciones sobre muchos de estos ingredientes y desgraciadamente se ha descubierto que una gran cantidad de ellos tienen efectos nocivos sobre nuestra salud.

Un ejemplo de ellos son las grasas y aceites derivadas del petróleo: paraffin paraffinum, paraffinum liquidum, y Petrolatum, cera microcristalina, vaselina… Estas sustancias taponan los poros impidiendo la libración de toxinas, bloquean la respiración celular y en vez de hidratar extraen la humedad de la propia piel.

A partir de estas investigaciones se han confeccionado listas de ingredientes tóxicos que es aconsejable evitar en los productos cosméticos que utilizamos. Dos de ellas son las elaboradas por:

La Asociación Vida Sana

http://www.ecoestetica.org/sites/default/files/files/zcard_web.pdf

Ecoeko

https://ecoeko.es/web/sites/default/files/download/Sustancias%20peligrosas%20en%20cosm%C3%A9ticos%20_ECOEKO_19_09_2015.pdf

¿Qué es la cosmética natural?

Seguro que te has dado cuenta de que cada vez en más normal encontrar la palabra natural en los envases de los productos cosméticos.

Aunque no hay una definición clara sobre qué es la cosmética natural podemos decir que es aquella en la que un 90% de sus componentes son naturales (de origen vegetal, animal, mineral o microbiológico), con probados efectos beneficiosos sobre nuestra salud, y que no contiene ningún ingrediente nocivo para nuestra salud ni para el medio ambiente.

¿Cómo diferenciar la cosmética verdaderamente natural?

En la actualidad, debido a que no existe una legislación clara respecto al etiquetado de la cosmética natural, hay muchos productos cosméticos etiquetados como naturales que no lo son.

La mejor manera de diferenciarla es hacer tu propio análisis de cada producto:

  • Fijarnos en la etiqueta de los productos cosméticos antes de comprarlos.
  • Buscar productos que contengan una alta proporción de ingredientes naturales.
  • Evitar los productos que contengan ingredientes tóxicos.

 

En los próximos posts daré algunas claves para aprender a leer adecuadamente las etiquetas e iré profundizando en los efectos perjudiciales de los diferentes ingredientes tóxicos sobre nuestra salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *