Jabones naturales y caseros

jabones naturales y caseros

Gracias a una buena amiga hace unos meses me inicié en el mundo de los jabones naturales y la verdad es que me está encantando. Poder elaborar mis propias recetas me parece algo fascinante, así que, como buena intrépida que soy, rápidamente me he lanzado a ello.

Jabón de Caléndula

Jabón de Caléndula

La Caléndula es una planta que me fascina por las numerosas propiedades que tiene para la piel, así que el primer jabón que hice fue el “Jabón de Caléndula”. Para ello aproveché, con mucha ilusión, las flores que yo misma había cosechado y secado un tiempo atrás.

Es un jabón especialmente indicado para pieles sensibles y el aseo de los más pequeños.

Para su elaboración he utilizado aceite de oliva virgen extra, flores de caléndula, manteca de karité y cera de abeja.

Las propiedades de esté jabón son:

  • Limpia suavemente y en profundidad.
  • Hidrata y aporta elasticidad a la piel.
  • Repara la piel reseca y agrietada.
  • Calma la piel irritada.
  • Desinflama los tejidos.
  • Previene el envejecimiento de la piel.

Jabón de Lavanda y Arcilla verde.

Jabón de lavanda y arcilla verde

Llevo tiempo deseando un buen jabón para lavarme la cara, así que el segundo jabón que elaboré fue el “Jabón de lavanda y arcilla verde”.

Es un jabón especialmente indicado para pieles grasas, con impurezas o puntos negros. Aunque lo formulé pensando en la limpieza del rostro, es adecuado para la higiene de todo el cuerpo.

Para su elaboración he utilizado aceite de oliva virgen extra, flores de lavanda (espliego), arcilla verde, manteca de karité, cera de abeja y aceite esencial de lavanda.

Las propiedades de esté jabón son:

  • Limpia y depura la piel en profundidad.
  • Exfolia y nutre la piel, eliminando impurezas, puntos negros y acné.
  • Hidrata y aporta elasticidad a la piel.
  • Repara la piel reseca y agrietada.
  • Desinfecta y calma la piel dañada.
  • Relajante, ideal para calmar tensiones, aliviar el estrés y conciliar un sueño profundo y reparador.

Por ahora, estos han sido mis primeros pinitos en el mundo de la jabonería del cual espero aprender mucho más e ir elaborando jabones cada vez más especiales. Aunque, debo decir que estoy muy contenta con los primeros resultados 🙂 .

Un saludo y espero que os animéis a probarlos.

Podéis adquirir los productos aquí:

Jabón de caléndula

Jabón de lavanda y arcilla verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *